CONCIERTO 12 DE JUNIO DE 2010

 

PROGRAMA 

1ª PARTE

 

ü    Concierto para piano y orquesta nº 2 op. 18 Do menor                   S. Rachmaninov

-          Maestoso

             -          Adagio sostenuto

                -          Allegro scherzando

 

Solista: Julián García Moreno

 

2ª PARTE

 

ü    España, rapsodia para orquesta                                                    E. Chabrier

 

ü    Capricho Español op. 34, suite para orquesta       Nikolai Rimsky-Korsakov

Alborada

Variaciones

Alborada

Escena y canto gitano

Fandango asturiano

 

 ü    Danza nº 1 de “La Vida Breve”                                                            Manuel de Falla

 

 

Director:

Francisco José Serrano Luque

 

 

Notas al Programa:

Concierto para piano y orquesta nº 2 op. 18 Do menor:

La obra fue compuesta entre el otoño de 1900 y abril de 1901, estrenada el 27 de Octubre de 1901 por el autor en Moscú, bajo la dirección de Siloti. Los movimientos 2º y 3º fueron, escritos antes que el 1º, fueron tocados en el preestreno el 2 de Diciembre de 1900. Este segundo concierto marca el retorno de Rachmaninov a la vida creadora tras tres años de silencio casi total. El fracaso de su 1ª Sinfonía sumió al compositor en un estado depresivo que finalmente superó gracias a un tratamiento de psicoterapia que llevó a cabo con un médico hipnotizador llamado Niels Dahl. Fue él el que sugirió a Rachmaninov que debería escribir un concierto para piano y a él fue dedicada la obra. Sigue siendo la obra más popular de su autor y una de las más tocadas por los grandes virtuosos.

España, rapsodia para orquesta:

En 1882, Chabrier y su esposa pasan cuatro meses en España. El compositor francés queda deslumbrado por la increíble floración de ritmos y melodías. Cuando vuelve a Francia, emocionado aún, escribe su primera obra dedicada únicamente a la orquesta, “España”. Se estrena el 4 de Noviembre de 1883 en la Sociedad de Nuevos Conciertos, fundada por Charles Lamoureux.

Capricho español op. 34, suite para orquesta:

El Capricho español, fue prevista en su inicio como una obra para violín y orquesta, cosa que sigue siendo en cierta medida. En él, Rimsky-Korsakov utilizó una serie de melodías sacadas de una colección de José Inzenga, “Ecos de España, colección de cantos y bailes populares”. “Los temas españoles, sobre todo de carácter danzante, me proporcionaron ricos materiales para conseguir efectos orquestales variados”, escribió el compositor en sus Crónicas de mi vida musical. Rimsky al igual que Glinka, siente lo próximo que está el temperamento hispánico del ruso en ciertos aspectos, con el que tiene en común algunos ataduras orientalizantes. Estrenado en San Petersburgo el 31 de Octubre de 1887 bajo la dirección del compositor, fue una de las obras rusas más interpretadas en París en 1889, donde fue juzgado como “una verdadera España rusa, de una presunción sonora absolutamente delirante…”

Danza nº 1 “La Vida Breve”:

Manuel de Falla afirmó en numerosas ocasiones que su ópera, “La vida breve”, era la primera obra de su catálogo e incluso de entre las primeras, su favorita. Falla compuso esta obra en 1904 para presentarla a un concurso convocado por la Real Academia de las Artes de San Fernando, con la que obtuvo el primer premio. En las bases del concurso figuraba que la obra ganadora sería representada en el Teatro Real de Madrid. Sin embargo, la obra no fue estrenada, por lo que Falla tuvo que marchar a París, donde la mostró a Debussy, Albéniz o Paul Dukas a quienes entusiasmó. Tas numerosas vicisitudes, su estreno tuvo lugar el 1 de abril de 1913 en Niza, siendo cantada en francés. La deuda moral del Teatro Real con Falla quedó saldada el 11 de octubre de 1998: en la gala de reinauguración del teatro se representó “La vida breve” junto a “El sombrero de tres picos”. Las dos danzas que suelen presentarse en concierto son los dos interludios de la ópera. La primera de ellas es una danza optimista y galante que destaca por la fantasía de su desarrollo melódico de la parte inicial, y por una brusca erupción de otra melodía más fogosa y temperamental.

SUBIR